Últimos Dinosaurios a tiro de piedra del lanzamiento de “Desde México con Amor”

Ciudad de México – Un cambio de planes por la pandemia llevó a Last Dinosaurs a dedicarle un disco a México, y ahora la banda de rock australiana prepara la llegada de su disco con el lanzamiento del sencillo ‘Auto-Sabotage’, luego de lanzar ‘CDMX’.

“Estaba visitando a mi novia en Canadá con una visa de turista antes de que llegara la pandemia, las fronteras siempre estaban abiertas y mientras estuve allí cerraron las fronteras”, dijo el guitarrista Lachlan Caskey. . “No podía regresar a Australia, mi visa de turista estaba por vencer y un amigo australiano estaba viviendo en Guanajuato”.

Caskey pasó seis meses en el estado central de México, donde trató de vivir lo más posible como un local, evitando la etiqueta de turista.

“En ese momento escribí muchas canciones, así fue como sucedió”, dijo.

Lo que más amaba de esta histórica ciudad colonial era que podía “caminar a todas partes” y los amigos que hacía allí.

“Fue mi inmersión en México”, dijo. “Aunque es un lugar muy hermoso, la vida que viví fue modesta, viví con un presupuesto muy bajo y no viví una vida privilegiada como australiana”.

Anteriormente, Últimos Dinosaurios se había presentado en la Ciudad de México y Monterrey en 2019, pero la experiencia de Caskey los llevó a dedicar un disco completo al país, “Desde México con Amor”, que verá la luz en noviembre y cuyo primer sencillo fue “CDMX”. una canción que refleja su gusto por el país -que descubrió más profundamente durante su viaje- con un video rodado en la capital.

El video de la “CDMX” fue creado por los camarógrafos regiomontanos Michelle Silva y Marcelo Vera, y muestra a dos niños jugando y corriendo por la ciudad. Era la primera vez que Last Dinosaurs dejaba un vídeo en manos de sus realizadores.

“Hicieron un gran trabajo”, dijo Caskey. “Les explicamos de qué se trataba la canción y simplemente crearon su propia interpretación, lo cual creo que es muy bueno porque es una interpretación mexicana que fue filmada e interpretada por personas en México”.

Caskey es el hermano del cantante principal de la banda, Sean. Los demás integrantes se conocieron mientras estudiaban juntos en la escuela secundaria en la ciudad de Brisbane, de donde es originaria la banda.

“Estábamos juntos en bandas en ese entonces, haciendo versiones y escuchando a The Strokes y Phoenix y todo eso”, dijo el bajista Michael Sloane.

Como muchas bandas que surgieron entre compañeros de clase, Last Dinosaurs tenía una escena de “banda de garaje”, cuando tocaban en la casa de la madre de Sloane tratando de no hacer demasiado ruido.

“Todavía lo somos”, dijo Sloane. “Ensayamos en un garaje, una nave convertida en taller de coches, que es de un amigo”, añadió, aunque precisó que en esa nave habían construido un estudio apto para repetir donde también van otros grupos.

El nombre de la banda proviene de la canción “Last Dinosaur” de la banda de rock japonesa The Pillows. Los hermanos Caskey son descendientes de japoneses, pero digamos que no hay mucha música japonesa en Australia, a diferencia de México, donde el rock y el pop japoneses son muy populares. De hecho, The Pillows se han presentado en el país.

“No hay muchas bandas japonesas que crucen el umbral”, dijo Sloane. “Hemos estado varias veces y pensamos ir a fin de año y es muy interesante… Ver música en vivo es muy diferente, (el público) está en completo silencio. Cuando jugamos por primera vez…”

“Pensamos que nos odiaban”, agregó Caskey. “Parecía una biblioteca. Terminas una canción, aplauden y gritan durante unos dos segundos y te dejan seguir tocando.

“Respetan mucho”, agregó Sloane. “Ellos no hablan cuando tú hablas, les gustan las historias entre las canciones, es muy bueno”.

Caskey habla español bastante bien. Estudió literatura italiana y dice que le ayudó con el idioma. Entre los músicos latinos, le gusta la banda de rock mexicana Little Jesus y el músico urbano español C. Tangana.

Michael está tratando de mejorar su español, pero no habla mucho. Le encanta el funk brasileño de los 70. Ambos han dicho que el arte y la cultura japoneses tuvieron influencias en sus primeras producciones desde sus inicios en 2009, pero desde su álbum de 2018, “Yumeno Garden”, algo ha cambiado.

“Tomamos una decisión consciente de ser más expresivos y no reprimirnos en la forma en que nos vestimos o en nuestra música”, dijo Sloan. “Es como pasar de un estilo japonés menos expresivo a un estilo japonés más sabio. México y Estados Unidos nos inyectaron más energía de cierto tipo y nos quitaron el miedo a ser más expresivos.

Su último sencillo es “Self-Sabotage”, una canción lanzada el viernes sobre resistir el cambio a pesar de que puede ser algo bueno, con un próximo video que filmaron en Brisbane en 16 mm. Es el primero en este formato y fue un proceso que describieron como muy divertido.

“(La canción) tiene que ver con la tendencia inherente de los humanos a abstenerse de mejorar”, dijo Caskey. “Todos lo hacemos.”