Seguro obligatorio para pymes

Tener un negocio, como dictan los cánones en cualquier actividad que involucre a personas, exige el cumplimiento de una serie de obligaciones. Por ello, las empresas disponen de un seguro obligatorio en función de su misión, el sector al que pertenezcan o el número de trabajadores.

Entre los seguros que deben tener por ley, se encuentran los seguros de responsabilidad civil o de accidentes, de automóvil o multirriesgo, entre otros. Como dicen, siempre dependiendo de la actividad comercial de cada empresa. Te explicamos las más importantes a modo indicativo:

  • Responsabilidad civil – Seguro obligatorio y útil para proteger al empresario frente a posibles errores o daños civiles que su actividad pueda causar a terceros. Este seguro cubre las acciones civiles por daños a terceros de los que sea responsable la empresa en el ejercicio de su actividad profesional. Así, la responsabilidad civil es idéntica para empresas y autónomos.
  • accidentes de convención – Obligatorio cuando la empresa tenga trabajadores contratados y la empresa esté sujeta a un contrato de trabajo. Además, responde en forma de indemnización en caso de accidente, invalidez o muerte de los trabajadores. Si no se contrata este seguro, será el empresario quien asumirá la totalidad de la indemnización.
  • seguro multirriesgo – Está destinado al local donde se desarrolla la actividad laboral y está destinado a cubrir los daños derivados de robo, incendio o cualquier daño causado a los vecinos.
  • Seguro de auto – Es obligatorio únicamente en el caso de que se utilice un vehículo en el desempeño de la actividad laboral.

Seguro no obligatorio

Por otro lado, existen otros tipos de seguros que, aunque no son obligatorios, se recomiendan en determinadas situaciones:

  • accidentes colectivos – Seguros adecuados para proteger al personal en ausencia de convenio colectivo.
  • Seguro de salud – Muy recomendable, sobre todo en el caso de los autónomos ya que los autónomos pueden deducirse parte de la prima de estos seguros en la declaración del IRPF.
  • Seguro de vida – Tan importante como recomendado, siendo la dirección de la empresa responsabilidad del trabajador y en caso de imprevisto o de muerte, se podría asegurar un determinado capital en beneficio de los herederos del patrón.

Leave a Comment