SEDENA determinará el monto de la liquidación a Grupo México y Acciona por terminación anticipada de contrato en Tren Maya

Tiempo de lectura aproximado: 4 minutos, 2 segundos

Grupo México ha asegurado que ha aceptado la propuesta del gobierno federal de poner fin a la participación del consorcio que, junto a Acciona, construye desde enero de 2021 el tramo 5 sur del Tren Maya, transfiriendo así esta obra a la Secretaría de la Defensa Nacional.

El consorcio, apuntó, aceptó la propuesta del gobierno de que el arreglo se derive del análisis y conciliación que se haga con los ingenieros militares.

La decisión del Gobierno Federal de modificar la ruta del Tramo 5 sur del Tren Maya, así como la cancelación de varias obras viales que habían sido citadas y contempladas en el proyecto inicial, fueron la causa por la cual el consorcio en el que participan Grupo México y Acciona cancelará su participación en este contrato y decidirá prepagar las obras que ganó en una licitación pública el 29 de enero de 2021.

De acuerdo con la información proporcionada a la bolsa de valores, en enero de 2021, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) notificó el fallo de la licitación pública internacional para la “Elaboración del proyecto ejecutivo, construcción del ferrocarril electrificado de los mayas”. Tren, incluyendo la adecuación de la plataforma vial existente, correspondiente al tramo de Playa del Carmen Norte a Tulum Norte”.

El fallo designó como adjudicatario a Grupo México, a través de su división de infraestructura, en consorcio con ACCIONA, con una propuesta económica de 15.358 millones de pesos (equivalentes a $741,5 millones). Se habrían ejercido al menos 3.720 millones de pesos del contrato. Los analistas estiman, con base en el análisis del contrato de este tramo, que la liquidación podría ser de al menos 5 mil millones de pesos. Grupo México y Acciona solo habrían realizado los trabajos de desmontaje, las vigas que se colocan para distribuir las cargas cuando se va a hacer una cimentación, en este caso para colocar los travesaños.

El contrato incluía la construcción de 67 kilómetros del tren maya por un total de 36 mil millones de pesos, según analistas como Jorge García Orozco, profesor universitario en Guadalajara.

Sin embargo, también en enero de 2022, el director de Fonatur, Javier May Rodríguez, anunció un nuevo cambio en el trazado del tren maya, que en su momento representó la sexta modificación.

May Rodríguez informó que el cambio de trazado del Tramo 5 Norte implicó la suspensión de las obras en Playa del Carmen, donde desde finales de 2021 se estaba construyendo un boulevard elevado que atravesaría la mancha urbana y se extendería por ocho kilómetros en la dirección a Cancún.

Así, el gobierno federal decidió modificar la ruta para que el tren pase del lado de la selva y ya no por la ruta 307 de Playa del Carmen a Tulum, evitando además la construcción de los dos viaductos (Playa del Carmen, 7, 5 km y Puerto Aventuras 1.7 km). El consorcio, desde hace varios meses, había informado que estaba trabajando con los ajustes correspondientes.

Nuevo cambio en la línea del Tren Maya

Sin embargo, este no fue el primer cambio que afectó la escena. Previamente, la administración del presidente López Obrador había determinado que el Tramo 5 ya no se construiría bajo el programa PPP, Asociación Público Privada, en el que solo estaba interesado el masivo fondo BlackRock. Por ello, se ha lanzado un llamado a licitación para dos tramos: Norte, desde Cancún-Playa del Carme y Sur, desde Playa del Carmen hasta Tulum.

El tramo norte está siendo desarrollado por Grupo México y su asociada Acciona mientras que el tramo sur está a cargo de la Secretaría de Defensa, que actualmente construye un segundo piso

El tramo 5 sur fue adjudicado por concurso público a Grupo México, mientras que el tramo norte quedó en manos de la Secretaría de la Defensa Nacional, que anunció en marzo de 2021 que construiría su tramo hasta un segundo piso en el centro de la ruta 307, ser la mejor solución encontrada por los ingenieros militares.

Finalmente, en un comunicado a la bolsa de valores, Grupo México dijo que con respecto a la terminación anticipada del contrato para la construcción del Tramo 5 Sur del Tren Maya, el consorcio conformado por Grupo México y Acciona ha llevado a cabo todas las acciones requerida por Fonatur para formalizar el cierre de este contrato y proceder a la conciliación y pago de la obra ejecutada.

Aseguró que en todo momento buscó impulsar los objetivos del gobierno federal para el avance de su proyecto. La terminación anticipada se debió a la imposibilidad técnica de ejecutar el proyecto en 11 meses y entregarlo en julio de 2023. Se evitó un incumplimiento derivado de las nuevas fechas de entrega solicitadas. “La seriedad y profesionalidad del consorcio lo llevó a decaer debido a la complejidad y rapidez impuesta en la realización del proyecto. El consorcio no ha cometido ningún incumplimiento durante la vigencia del contrato”, dijo Grupo México.

Agregó, además, que todas las acciones encaminadas a celebrar el contrato fueron parte de un procedimiento judicial y administrativo establecido sobre la base de los requerimientos del Fonatur, en un marco de diálogo y buena fe. Los funcionarios del gobierno federal asociados con el proyecto fueron informados completa y oportunamente sobre cada acción.

La controversia se avecina

El consorcio, apuntó, aceptó la propuesta del gobierno de que el arreglo se derive del análisis y conciliación que se haga con los ingenieros militares.

Grupo México mantiene su absoluta convicción de que el arreglo debe ser transparente, apegado a los hechos ya la ley.

La división de Infraestructura de Grupo México logró ingresos netos acumulados al tercer trimestre del año de $508 millones, un aumento considerable de 23.9% en comparación con 2021, debido a mayores ingresos en todos los sectores de actividad.

Dans son dernier rapport trimestriel et face à un environnement difficile et à certains événements atypiques au cours de l’année, Grupo México a déclaré qu’il continuait de se concentrer sur le long terme, en investissant de manière cohérente et durable pour assurer la création de valor.

Debido a la diversificación de fuentes de ventas y EBITDA de Grupo México, los excelentes resultados de las divisiones Transporte e Infraestructura durante el trimestre podrían mitigar parcialmente la caída en los resultados financieros de la División Minera.

En su división de Infraestructura, Grupo México incorpora el proyecto Libramiento Silao. En 2018 se firmó el título de concesión para construir, operar, explotar, conservar y mantener el Bypass Silao a 30 años. El bypass será una carretera de alta especificación de 17,4 kilómetros que conectará el puerto interno del Bajío y Silao con la carretera que conduce a la ciudad de Guanajuato. El Tramo II fue inaugurado el 25 de septiembre de 2019 y el Tramo I continúa en proceso de liberación del derecho de vía. El Tramo II representa una reducción aproximada de 20 minutos del tiempo de viaje entre León y Guanajuato.

También opera un nuevo parque eólico Fenicias. La construcción de este proyecto renovable de 168 MW, ubicado en el estado de Nuevo León, está al 100% y su fase de prueba ya ha concluido. Este parque suministrará electricidad a las operaciones mineras y metalúrgicas de IMMSA. A la fecha se han invertido $239,7 millones, lo que representa el 94,7% del costo total del proyecto