Reseñas | Dragon Ball: The Breakers, una buena idea mal ejecutada

Dragon Ball es una saga tan popular que cada cierto tiempo llega un nuevo juego basado en la franquicia creada por Akira Toriyama. En este contexto, recientemente se lanzó Dragon Ball: The Breakers, un juego multijugador asimétrico, que deja de lado a los clásicos. de la franquicia tratando de innovar en la jugabilidad pero no logrando convencer tanto por su jugabilidad como por sus gráficos.

El juego nos sitúa así ante una historia inventada en la que un grupo de jugadores asume el papel de meros humanos en el mundo de Dragon Ball y tienen que luchar para sobrevivir al ataque de diferentes villanos como Frieza, Majin Buu y Cell.

Desde que tomamos el control de un simple humano es que podemos crear nuestro personaje en base a una serie de características tanto originales como basadas en los diferentes personajes y que si bien esto nos permite personalizar elementos como el cabello, los ojos y la cintura , que no deja de sentir que nuestro personaje es un tanto “genérico” frente a los protagonistas de la aclamada serie por mucho que uno se preocupe por su pelo o su ropa.

Bien qu’il ne soit que multijoueur, le jeu présente une histoire, qui sert à donner un contexte au jeu et où nous rencontrons Trunks, avec qui nous nous retrouvons impliqués dans une aventure qui implique des fissures spatio-temporelles et où nous devrons voyager a cada uno . de estos para corregir las paradojas y evitar que los villanos causen más estragos.

De esta manera el el juego presenta partidas de ocho jugadores, donde siete sobrevivientes buscan una manera de detener al villano, controlado por otro jugador. Para ganar, en cada partida, los jugadores supervivientes deberán buscar una serie de teclas de poder, que activarán una máquina que evitará que el villano destruya el lugar. Para ello tendremos que recorrer el mapa a máxima velocidad mientras el villano hace lo mismo para acabar con cada uno de los supervivientes.

La idea en su génesis no es mala, pero implementar un impulso asimétrico nunca es fácil, como lo demuestra la variada cantidad de proyectos fallidos que ha tenido el género. En este caso, aunque el juego tiene algunas chispas y en ocasiones consigue divertir, no está del todo aplicado y es que mientras buscamos las llaves -para las que tenemos que abrir cofres y romper cajas- la jugabilidad no es agradable a la hora de apuntar, disparar o utilizar los diferentes objetos que encontramos.

Todo empeora cuando usas las cápsulas de transformación., con el que puedes convertirte en un personaje de Dragon Ball y luchar contra el villano pero con un sistema que está muy por detrás de todo lo visto en la franquicia a lo largo de los años. Si bien estas batallas no son el foco de este juego, que un juego de Dragon Ball tenga un mal sistema de batalla ya le quita demasiados puntos.

Cabe mencionar que la jugabilidad no se reduce únicamente a encontrar llaves, esconderse y transformarse en guerrero, ya que a lo largo del mapa también podemos encontrar diferentes herramientas que nos ayuden a cumplir nuestra misión, como radares para encontrar las esferas del dragón o lanzadores de cohete. , todos los elementos que hacen que cada juego sea diferente.

Además, no todos los encuentros tendrán la misma conclusión, ya que el juego se trata de mucho más que ganar y perder, ya que si el villano destruye algunas de las ubicaciones, puedes escapar con vida del lugar sin lograr el objetivo o incluso derrotar al enemigo. . villano en batalla

Cabe mencionar que la jugabilidad no acompaña de buena manera al título y parece que no está muy pulido con algunos problemas bastante claros. A pesar de ello, el juego -y sobre todo cuando se juega con amigos- es que se nota pequeños destellos que sugerían que la idea no era del todo mala pero que la ejecución no era la mejor.

Otra cosa que está pasando con este juego es que parece que fue hecho por dinero con un sistema de micro-transacción que te permite conseguir nuevos personajes para transformarlos en su ropa, entre otros, todo lo cual funciona con un sistema ‘gacha’. donde gastamos puntos sin saber lo que obtendremos.

Dragon Ball: The Breakers es un juego que se le ocurrió una idea buena y atractiva, pero desafortunadamente fue mal ejecutada, Es un juego que a veces tiene destellos que lo hacen divertido, pero en general no ha sido acompañado de la manera adecuada por su jugabilidad, lo que deja mucho que desear.