porque hay tantas heridas

Que un chico con problemas de dinero y la meta de ser boxeador se enamore de la simpática chica que sueña con ser cantante no es la premisa más impactante que puede existir, sobre todo entre las series juveniles. Que ambos apuesten por el otro cuando tienen todo en contra, o incluso menos. Pero, precisamente por eso, la historia de amor de La última Es la mejor decisión que se ha podido tomar para un proyecto que estaba destinado a convertirse, nada más anunciarse su finalización, en un esta serie de Disney que nos devolvería a la inocencia.

La última toma la antorcha de los amores dramáticos de Nicholas Sparksde la intensidad de enamorarse de las obras de Federico Moccia y uno de los finales felices más inocentes de las películas para adolescentes. Y, entre tanta voluntad y desorden, entre tanta sexualidad y desenfreno de series como Élite Eso es EuforiaLa historia de Diego y Candela se presenta como un recuerdo de esa era cuando las películas se centraban en el tema omnipresente del primer gran amor de la juventud.

Aquellos que estaban ansiosos por ver la serie de Disney+ sabían exactamente lo que esperaban de ella y sus creadores, Anais Schaaff, Jordi CalafiJoaquín Oristrell, también. Parece casi obvio que un romance protagonizado aitanamichel bernardeau (couple dans la vraie vie) ne pouvait être mené qu’à travers une intrigue qui parlait de rêves à réaliser et de fidélité à soi-même et à ses proches, accompagnée d’une bande sonore qui racontait les sentiments les plus purs de ses personajes. Esto debería ser obvio, ya que la serie es todo lo que se esperaba y prometía.

La lucha por nuestras locuras

De la precariedad con la que viven los jóvenes de hoy a la crueldad del mundo del trabajo, La última utiliza como telón de fondo las inquietudes de una generación que lucha por sobrevivir mientras sueña con lograr lo que más anhela. Candela trabaja en una empresa de logística, Diego se dedica a la lucha ilegal y ambos esperan poder trabajar en lo que realmente quieren dedicar su vida.

Pero no me malinterpretes. No se trata de lograrlo gracias al otro y menos de hacer del otro el centro de nuestro camino hacia el éxito. Aunque se ha dicho que la serie bebe romance de los años 2000, sus creadores tienen razón al dejar atrás aquellas historias que nos enseñaban que lo más importante en nuestras vidas sería el primer amor de juventud. La lección se aprende: la confianza en uno mismo es lo primero, luego, si llega, encontrar a esa persona que nos apoye en nuestras locuras.

Fotograma de ‘La última’
Cinemanía

Conocemos la historia, la hemos visto repetirse una y otra vez en episodios como Tres metros en el cielo o la saga de a pesar desólo que aquí la chica buena quiere ser cantante y el chico escapa a la definición de malo. No sueña con cambiarlo porque, a diferencia de la toxicidad de las películas anteriores, no necesita cambiarse.. Ni egoísta ni cruel con ella, Diego parece fijar entre los tópicos adolescentes a todos estos personajes como Hache que hacía soñar a los adolescentes con ser llamados “feos” por un chico de la calle. Esta cosa del “chico malo” está desactualizada hace mucho tiempo.

Candela, por su parte, es una mujer joven y fuerte que pasa del acoso a la dura realidad de la situación de la mujer en la industria musical. Sabe lo que quiere y el lugar que debe tener Diego en su vida, aunque su historia está sepultada entre tantas dificultades actuales y luchas clandestinas. Sin embargo, sus sentimientos y su vida pasada logran resurgir en forma de canciones, en el que la protagonista explora sus miedos y deseos aún latentes. Al final, aunque el guión no nos permite conocer más a fondo a Candela, Aitana consigue mostrárnosla a través de sus originales creaciones para la serie.

El regalo de Aitana a sus fans

Tener el debut televisivo de Aitana como actriz solo podía significar tres cosas: mucha música, mucho romanticismo y esa fuerte entrega al trabajo que caracteriza a la joven cantante. Vemos mucho de Aitana en Candela, en su determinación, en su dulzura y, sobre todo, en su humildad.. un primer paso, pequeño, cómodo y segurolo que demuestra que el intérprete de Berlina No pretende acelerar las cosas, sino disfrutar poniéndose a prueba y poder dar un poco más de sí misma a sus fans.

Porque si tienes que definir La última Como algo, sin duda es un regalo para sus fans, poder verla y escucharla más. El mayor acierto de la producción es precisamente el aporte musical del cantante. Con 8 canciones originales, los 5 capítulos que componen esta primera temporada se convierten, a la espera del tercer disco del catalán, en el disco que no debería haber existido pero que, de algún modo, se presenta como el mejor final de su época. 11 razones.

La química y vulnerabilidad que demuestra junto a Bernardeau, a quien suponemos un excelente primer apoyo en este cambio de rumbo, tanto dentro como fuera de la pantalla, reafirma que sensación de calidez que inunda cada minuto del proyecto. Se enamoran, se deshacen, se vuelven a levantar y hasta tienen tiempo de cantar karaoke juntos, siempre bajo esa tendrá complicidad lo que acaba por confirmar el acierto de Aitana al elegir este proyecto como su gran debut televisivo.

Acompañándolo en el camino, nos encontramos aitor luna como un productor discográfico poco confiable (que nos sorprende cantando un poco de la canción oficial del programa) y Luis Zahera, Ganador del Goya al Mejor Actor de Reparto por El Reino y nominado este año para tener bestias, como el villano de la película y uno de los personajes más distintivos y atractivos del programa. Ellos también participan en el proyecto. Jorge Perugorría, Michael John Treanor, Oscar de la Fuente, Esther Ortega, Jorge MotosSandra Cervera.

un pequeño respiro

Para los fans de Aitana… y para todos los adolescentes cansados ​​de la oscuridad y la sexualidad que envuelve a las series infantiles actuales. Porque es Disney, pero Disney para la generación nacida en el siglo XXI. Que los que hace tiempo que dejaron la adolescencia están cansados ​​de ver historias de amor imposibles, pero los que la viven ahora necesitan un soplo de aire fresco frente a tanta seriedad y enseñanza (aunque siga siendo tan indispensable y necesaria). Porque quedan tantas heridas.

Que para conocer nuestras tendencias sexuales ya tenemos Yo, jamás, educación sexual Eso es La vida sexual de las universitarias.. Que para descubrir nuestro lado más brutal y traumático ya hemos ginny y georgia Eso es por trece razones. Porque, aunque sea difícil de suponer, es posible que, en ocasiones, los adolescentes quieran ver por enésima vez una sencilla historia de amor que invita a soñar incluso durante 50 minutos.

¿Quieres recibir las mejores recomendaciones de películas y series todos los viernes en tu email? Suscríbete a nuestro boletín.