Orden ejecutiva innecesaria del gobernador de Texas Abbott

Desde el 30 de marzo de 2016 hasta la fecha, el gobernador republicano de Texas (TX), Greg Abbott, ha emitido 42 órdenes ejecutivas basadas en la ley estatal que lo autorizan a emitir, modificar o rescindir órdenes ejecutivas, proclamaciones y reglamentos. que tienen fuerza y ​​efecto de ley.

El miércoles, Abbott emitió la Orden Ejecutiva No. GA-42 con respecto a la designación de los cárteles mexicanos de la droga como organizaciones terroristas extranjeras. Se refirió específicamente a los Cárteles de Sinaloa, Jalisco Nueva Generación y “cualquier cártel mexicano de la droga en una situación similar que pueda identificarse en proclamaciones posteriores”.

Estas son algunas de las razones que el gobernador señala para su orden:

Los cárteles son responsables del tráfico de cientos de millones de dosis letales de fentanilo hacia Texas y Estados Unidos;

Más de 1,600 tejanos murieron por el uso de fentanilo en 2021, un aumento de más del 680 % desde 2018; el número de muertos sigue aumentando;

Los cárteles también trafican personas a través de la frontera TX-México y las someten a agresiones sexuales, trata de personas, agresiones, extorsiones y otros actos deshumanizantes, violentos y atroces;

La afluencia de personas que ingresan ilegalmente a Texas representa una amenaza continua e inminente de desastre para varios condados;

Miles de hombres y mujeres de la Guardia Nacional de Texas y el Departamento de Seguridad Pública se han desplegado para asegurar la frontera, incautando más de 336 millones de dosis letales de fentanilo desde marzo de 2021;

El presidente Joe Biden ha declarado una emergencia nacional debido al “tráfico ilícito de drogas en los Estados Unidos”, pero aún tiene que designar a los cárteles como organizaciones terroristas;

La designación de cárteles como Organizaciones Terroristas Extranjeras mejorará el arresto y enjuiciamiento de sus miembros y la interrupción de sus actividades.

En su orden ejecutiva, el gobernador da siete órdenes al Departamento de Seguridad Pública de Texas para investigar, combatir y desmantelar los cárteles de manera más efectiva.

La orden de Abbott no contiene nada nuevo y es claro que solo pretende posicionarlo favorablemente en la opinión pública como un enemigo acérrimo de los narcotraficantes mexicanos a los que se ve obligado a combatir por la supuesta debilidad de la administración Biden para actuar en su contra.

Abbott se postulará por tercera vez en las elecciones del 2 de noviembre. La encuesta más reciente de The Dallas Morning News y la Universidad de Texas en Tyler le da una ventaja de nueve puntos porcentuales sobre su rival demócrata Beto O’Rourke (47% a 38%).

También busca reforzar la imagen de su Partido Republicano para que los candidatos al Congreso federal del partido ganen la mayoría de los 36 distritos electorales de Texas.

La orden ejecutiva del ultraderechista Abbott no servirá de nada, ya que solo busca desacreditar a la administración de Biden, al Partido Demócrata y a sus candidatos, e inflamar aún más el sentimiento antimexicano entre muchos tejanos. Política pura.

En última instancia, el fentanilo seguirá ingresando a Texas y al resto de los Estados Unidos y matará a más y más personas.

Facebook: Eduardo J. Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Poner: www.ruizhealytimes.com

Periodista y productor

columna de invitados

Opinista, columnista, locutor, formador de medios, 35 años de experiencia en medios, microempresario.