Los 4 motivos aseguradores del escepticismo ante la reforma de los planes de pensiones

Pilar González de Frutospresidente de Unespa, intervino hoy en la XXXIX Seminario APIE. ‘Sostenibilidad y digitalización: palancas de recuperación’organizado por el Colegio de Periodistas de Información Económica en el Palacio de la Magdalena (Santander), sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

En su intervención expuso 4 razones que, según él, invitar al escepticismo con la reforma de los planes de pensiones aprobada este miércoles por el Senado, que son estas:

  1. Falta de incentivos
  2. “Vampirización” entre pilares
  3. Falta de apoyo al emprendedor.
  4. Resultados lentos debido a la falta de mecanismos de automatización, como en el modelo del Reino Unido

El presidente de Unespa se preguntó “si el actual plan de promoción de las pensiones de empresa Esto es lo que debemos hacer para equilibrar y mejorar nuestro bienestar colectivo. Y dijo que “no sólo creo que el esquema actual que queremos poner en marcha para generar un pilar de ahorro colectivo en las empresas no es la mejor idea o, más precisamente, considero que no está diseñado en la mejor manera. Creo que se perdió una oportunidad de oro para hacerlo bien; Y eso no es una buena noticia porque, en verdad, no tenemos muchas oportunidades porque, por así decirlo, la agenda del siglo XXI, esa “otra” agenda 2030 que nos llama a crear pensiones suficientes y sostenibles, no tenemos suficientes oportunidades”.

En este sentido, ha añadido que “el nuevo segundo pilar español se pretende construir en un entorno poco atractivo. El proyecto, por tanto, no se ha esforzado en diseñar y contener una medida que haga visible al trabajador las ventajas de adherirse a un plan de ahorro”. Y recordó que “el trabajador carece de información sobre el monto de su futura jubilación, lo que podría empujarlo a actuar para mejorarla”.

Y sintió que “lo que ha hecho es desarmar los típicos mecanismos de previsión del ahorro individual a largo plazo, planes de pensiones y seguros, minimizando su ventaja fiscal. Esto deja a los ahorradores españoles sin un referente para sus ahorros y, muy probablemente, les empujará hacia productos más especulativos, más cortoplacistas, menos controlados, no finalistas y, en muchos casos, relacionados con la vivienda. ”.

De igual manera, comentó que “puramente, el proyecto del fondo de empleo tiene mucho que ver con el empleador. Pero, sin embargo, los incentivos que se prescribieron para convencerlo, de hecho, se convierten en los que ya existían hasta 2014; Y el resultado de esos incentivos, creo, es más que evidente en el hecho de que hoy estamos hablando de no tener un pilar colectivo de pensiones construido. Así que estamos depositando nuestra confianza en mecanismos que no han funcionado en el pasado”..

En outre, il a ajouté que « dans la réforme, les avantages fiscaux pour l’épargne individuelle ont été réduits à des niveaux dérisoires, puisque les plafonds actuels permettent, au maximum, de se constituer une rente viagère de retraite d’environ 120 euros por mes ; en la convicción de que la reacción de las cajas de ahorro sería “pasarse” al pilar colectivo. Pero eso no es lo que pasó. Lo que pasó no fue que se transfirieron ahorros. Lo que pasó es que se detuvo. Ha desaparecido”.

En definitiva, concluyó, “la construcción del segundo pilar, en definitiva, necesita más ambición, flexibilidad y medidas centradas en el concepto de colaboración público-privada; porque ante el problema del siglo XXI, debemos ir con todo lo que tenemos”.

Defensa de la especificidad del seguro

En cuanto a la creación de la Autoridad para la Defensa de los Clientes Financieros y de Seguros, subrayó que “nosotros defendemos la supervisión independiente y especializada, es decir una supervisión claramente diferenciada de los seguros, la banca y los mercados. Y creemos que lo mismo debería aplicarse al cliente de seguros. una sola autoridad que comprende todas las interpretaciones conflictivas de la actividad financiera probablemente carezca de la experiencia necesaria para juzgar las relaciones de seguros. Por poner un ejemplo, las similitudes entre un depósito bancario y un PIAS son muy raras; y las diferencias, enormes y significativas”.

Y continuó que “en este caso, además, las aseguradoras existe la sensación, y quiero decirlo claramente, de que la nueva autoridad trataría de corregir un error que, Por supuesto, no nos comprometimos. La carga de disputas que el seguro puede soportar hoy será de todos modos menos de 100.000 casos. Y lo realmente importante es que los gestionemos en tiempo y forma. Desde hace años estamos sujetos a la legislación sobre atención al cliente, defensa del asegurado y similares, que establecen un sistema de eficacia de respuesta con plazos exigentes para ello. Y los llenamos. Estos plazos, de hecho, se redujeron no hace mucho tiempo; y, de nuevo, cumplimos”.

Y concluyó, en este sentido, “si hay cuellos de botella en la gestión de los conflictos de los clientes, no los hemos generado nosotros. Como dije, manejamos estos conflictos de manera oportuna. Por lo tanto, la única razón de la existencia de la autoridad es el bajo desempeño de los órganos de gestión de denuncias públicas.. Pero, en este caso, ¿de qué sirve crear una nueva autoridad? ¿No sería más lógico reforzar los medios de las actuales autoridades, para evitar sus retrasos? ni mucho menos, se pretende generar una autoridad cuyas decisiones nos comprometan, no para el cliente, por debajo de los 20.000 euros. Esto confunde la protección del cliente con la suposición del principio de que el cliente generalmente tiene razón; y se pueden consultar las propias cifras de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, relativas a los casos que resuelve, para comprobar que esta segunda afirmación, sencillamente, no es cierta. Es más, pretende crear una tarifa que ni siquiera tiene rebajas ni matices en el caso, como digo, tan a menudo como al contrario, en que resulta que el cliente ha hecho un siniestro mal y es la aseguradora la que está correcto.

“En suma, pensamos que es un proyecto vago que, de no estar bien planificado, no solo no cumplirá con el objetivo primordial de brindarle al cliente financiero una instancia confiable de recurso, sino que podría lograr exactamente lo contrario”, concluyó.

Desafíos para el sector

Con referencia a los retos que plantean los seguros diversodestacó todo lo que tiene que ver con el nuevas formas de movilidad. En ese sentido, señaló que “scooters y bicicletas electricas, por lo tanto, deberían tener un seguro obligatorio, pero no un seguro de automóvil obligatorio. En cambio, deberían tener límites de compensación acordes con el riesgo que crean mientras conducen, que no deberían ser tan altos como los de los seguros de automóviles. Y en segundo lugar, un régimen jurídico más flexible, que permita adaptar el seguro obligatorio a las nuevas tecnologías”.

Además, mencionó la riesgos cibernéticos recordando “que es necesario concienciar a las personas, empresas e instituciones de que es de su interés proteger su actividad frente a las ciberamenazas. Esta necesidad es particularmente marcada entre las PYME”.

La vida

Sobre seguro de vidaGonzález de Frutos comentó que “se puede hablar de una estado de atonía, que en realidad se apreciaba antes de la pandemia porque no solo tiene que ver con ella sino con la situación de las tarifas bajas; atonía que, sin embargo, no se tradujo en un cambio radical en el perfil básico de rentabilidad del negocio de vida. La industria, por tanto, mantiene los niveles de estabilidad que teníaaunque con un tamaño más pequeño.

En los años 2020-2021, hay un cambio radical en el mercado. Según el presidente de Unespa, “un giro para peor, extraordinariamente relevante en el caso de los seguros y no menos impactante en el de los planes de pensiones. El año 2020 quizás deba quedar en beneficio del inventario dadas sus características muy particulares; pero el año 2021 no deja lugar a dudas. El signo de la liquidez neta de la previsión en España ha cambiado radicalmente, y la razón es una sola: la supresión de la ayuda o ventaja fiscal”.

En tu opinión, “una política económica no puede llamarse buena o exitosa si provoca terremotos como este. Una decisión política que crea este tipo de dinámica: el desplome inmediato de las cifras, no puede considerarse una buena decisión política. la primera obligación de un actor público es no distorsionar los mercados y asegurarlos. Y concluyó que “lo que pasó, simple y llanamente, es que hoy ahorramos menos, mucho menos, que hace 12 o 24 meses”.

Además, comentó que “los seguros de vida riesgo presentan un panorama, a largo plazo, poco alentador”. En este sentido, ha explicado que Vida Riesgo “ha conseguido, eso sí, recuperarse del bache provocado por la crisis financiera e inmobiliaria de 2008; pero esta recuperación está entre 1 millón y 1,5 millones de asegurados por debajo del nivel previo a la crisis; con el agravante de que la pandemia, si bien no introdujo una corrección radical, sí fue un freno evolutivo. La buena noticia es que la prima promedio está aumentando de forma bastante continua”. En definitiva, “el seguro de Vida Riesgo puede esperar un crecimiento continuado, aunque libre de la volatilidad del componente de ahorro, pero al mismo tiempo no muy rápido”.

No hay vida

En el apartado de no vida, el presidente de Unespa comentó sobre seguros de salud que “creo que los datos indican que El seguro de salud es efectivo y, por lo tanto, puede contribuir a esto”.

sobre el paquete cochesrecuerda que “El seguro de automóviles se distingue por una dinámica: la competenciauna. Porque si todos los seguros son extremadamente competitivos, el seguro de automóviles lo es superlativamente, sobre todo últimamente”. Y añadir que “la competencia en seguros de coche es muy fuerte, con más de medio centenar de operadores presentes en el mercado. Pero es aún más cierto en entornos como el presente, donde la dinámica del parque se ralentiza ». Un ramo que también se vio afectado por “los efectos combinados de la pandemia y la subida de los precios de los combustibles en el segundo semestre”, subrayó.

Sobre el seguro llamado diversoGonzález de Frutos destacó la influencia de la pandemia y los fenómenos meteorológicos extraordinarios en la mantenimiento de accidentes. Es por ello que señaló que “hoy, el tema principal en materia de seguros de activos es la mejora del sistema de cobertura de riesgos excepcionales, cuyo núcleo es el Consorcio de Compensación de Seguros. Las aseguradoras pensamos que sería interesante mejorar un sistema ya muy mejorado”.

Leave a Comment