Las 5 mejores películas de Marisa Tomei: Cinescopia


Quizás su polémico Oscar influyó en su ascenso vertiginoso a la fama, pero lo cierto es que Marisa Tomei a lo largo de los años ha reivindicado este “posible error” a través de papeles tan sensibles y complejos en dramas cargados de emotividad. Asimismo, ya pesar de su participación en varios churros, Tomei ha logrado posicionarse dentro de la comedia romántica con excelentes resultados.

Dotada de una presencia sensual, y de una belleza física naturalmente sublime, la actriz supo no categorizarse y supo mantener un equilibrio entre su carrera dramática y su evidente posición como “sex symbol”, aunque forme parte de las actrices que no le teme al desnudo.

Celebremos el 58 cumpleaños de Marisa Tomei con sus 5 mejores películas

5 – Ciro (Jay Duplass, Mark Duplass, 2010)

Una gran tragicomedia olvidada sobre cómo un hombre maduro y roto tiene que lidiar con el hijo adolescente de una mujer que finalmente parece entenderlo. Aunque Tomei encuentra un papel perfectamente pensado para su sensibilidad, su personaje se convertirá en el principal punto de encuentro y conflicto entre los dos hombres de su vida: su hijo y su nueva conquista, entregando así una comedia negra tan cruda como divertida en soledad. . .. y la hipocresía de las relaciones humanas. De carácter independiente, es una pena que este film tan ameno y natural se haya ido diluyendo con el tiempo, encadenando actuaciones al más alto nivel (Hill, C. Reilly y Tomei).

4 – Antes de que el diablo sepa que estás muerto (Sidney Lumet, 2007)

La última joya que nos dejó Lumet. Apasionante y tenso, todo el suspenso surge de la interacción de dos hermanos que planean robar en su propio negocio familiar para salir de sus conflictos financieros independientes; Hoffman y Hawke entregan una performance conjunta que sugiere, como dice Lumet, un destino trágico y fatal, derivado de la misma incapacidad relacional – familiar para ambos, y que también afecta sus respectivas relaciones, siendo Tomei un eje narrativo de gran importancia para el destino de la historia. Lumet deshumaniza a sus personajes por un bien burocrático, financiero o ideológicamente trágico, y ve ahí quizás su más (y última) lección fría.

3 – Mi primo Vinny (Jonathan Lynn, 1992)

Divertida comedia de detectives que, a pesar de llamar la atención por uno de los raros papeles de Ralph Macchio y el dudoso Oscar para una adorable Marisa Tomei, se ha convertido en uno de esos clásicos del cómic injustamente olvidados, gracias en gran parte al papel relajado y brillante de Pesci como novato. abogado sin educación que debe exonerar a su primo de un asesinato que no cometió. Pero detrás de Pesci hay una mujer alta, una Marisa casi novata que hace de pareja en esta aventura, y cada escena hipnotiza al espectador con su belleza y un carisma natural que cautiva no solo al público, sino también a la Academia. . Solo ese año o no, la realidad es que Tomei es fabuloso.

2 – En el dormitorio (Todd Field, 2001)

Obra maestra olvidada. Los inicios de Todd Field, y si de justicia hablamos, el que se merece estos Oscar a mejor película (¿Una mente brillante? Qué diablos). Este drama con tintes de thriller es una de las manifestaciones más densas y creíbles del duelo de los padres tras la pérdida accidental de un hijo. Las actuaciones de Spacek, Wilkinson y Tomei son demoledoras, imbuyendo a la historia de una intensa carga emocional y dotándola por momentos de una naturalidad desgarradora ante la impotencia de esta pérdida. Esto sirve como hilo conductor de la historia, que, como sugiere su título, va desde el dormitorio de dos padres heridos y muy afectados, hasta un final sórdido y un clímax que te dejará helado.

1 – El luchador (2008)

Joya del cine contemporáneo, no sólo es la obra más equilibrada de su director, sino también una de las mejores actuaciones actorales de los últimos tiempos, emblemática y curiosamente unida a un papel principal que en la vida real era la imagen del personaje errante y en el camino a la autodestrucción. Mucho se habla de la actuación de Rourke, pero nos olvidamos de la magnífica actuación de Tomei, que sirve de punto de inflexión a la soledad de este luchador, y que además denota una sensualidad y un dominio dramático tan catártico como el propio protagonista, destacándose especialmente en este clímax. y escena final. Perfectamente puesta en escena y actuada, es una obra maestra.

Etiquetas: Antes de que el diablo sepa que estás muertoCyrusEn el dormitorioMarisa TomeiMi primo VinnyEl luchador

Sobre el Autor

El Fett @El_Fett cinescopia.com

El crítico de cine más realista y bastardo que puede existir. Una entidad despiadada que tiene el halago de impartir sus sentimientos y sabiduría a los mortales en el mejor escenario del séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del licenciado en Marketing y Relaciones Públicas Oscar M Rodríguez (FB) Sígueme en twitter @El_Fett