La violencia de género y la importancia de la educación en valores

La violencia de género puede ocurrir de diferentes maneras y en diferentes áreas, no solo en el hogar. La violencia es la expresión extrema del proceso de maltrato y el mayor factor de riesgo es ser mujer, según indica la psicóloga Marina Sangonzalo Candel, del Hospital Quirónsalud Valencia.

Por ello, con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género, estamos ayudando a destapar algunas de las falsas creencias que aún hoy existen y estamos investigando la importancia de la formación en los valores fundamentales de la escuela para poder para construir relaciones en el futuro. .

La violencia de género, más allá del ámbito doméstico

Contrariamente a la creencia popular, la violencia de género no se da únicamente en el ámbito doméstico. La realidad es que se manifiesta en varios campos y de diferentes formas, con más o menos visibilidad. A pesar de esto, todavía existen conceptos erróneos sobre la violencia de género en la actualidad que es importante conocer.

Como explica Sangonzalo: “Existe la creencia compartida de que la violencia está en un nivel socioeconómico más bajo, que es un asunto privado que las mujeres consienten e incluso provocan con su comportamiento. Por el contrario, es común presentar al agresor como alguien que no controla su comportamiento, muchas veces bajo el consumo de alcohol y drogas. lo cierto es que afecta a cualquier clase y cultura, siendo un fenómeno muy transversal“.

Además, una mujer puede sufrir a lo largo de su vida varias formas de violencia, que pueden ser físicos, sexuales, emocionales e incluso económicos. Además, este abuso Esto no solo sucede en entornos domésticos., pero también ocurre en el ámbito laboral y social. También hay que considerar que se puede presentar en diferentes niveles de visibilidad, siendo muy explícito o, por el contrario, asegurando que nadie lo sepa.

En definitiva, la experta señala que “este es un problema de orden público en el que juegan un papel los estereotipos de género donde incluso se puede justificar la violencia. Y aunque el alcohol puede actuar como desencadenante, la causa real es la relación de poder desequilibrada entre el agresor y la víctima“.

Razones para entrenar en valores fundamentales

En lo que va de año, 38 mujeres han sido asesinadas a manos de sus parejas o exparejas, según la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, además se han registrado 87.508 denuncias por casos de violencia de género.

“En esta dolorosa realidad social, ya más del 80% de los jóvenes españoles experimentan actos de violencia en parejas de su edad, según una investigación del Centro Reina Sofía sobre adolescencia y juventud, y uno de cada cuatro considera normal la violencia en esta zonaañade Sangonzalo. En un estudio más reciente, las cifras no mejoraron en este último aspecto, ya que ha aumentado el porcentaje de jóvenes de 15 a 29 años que piensan que la violencia es algo habitual e inevitable, y que en baja intensidad, no es un problema.

Pero, ¿por qué estamos viendo tantas relaciones abusivas? Un aspecto importante, tanto en jóvenes como en adultos, es la falta de formación en valores fundamentales para poder vivir sanamente en pareja. “Valores basados ​​en la inteligencia emocional, como la ayuda mutua, la empatía, el respeto, la humildad o la honestidad, entre otros”, explica la psicóloga Nuria Javaloyes Bernacer, del Hospital Quirónsalud Torrevieja.

Esto abre muchas veces la puerta a otros valores negativos, como advierte el experto: “Son, en muchos casos, reemplazado por la posesión, el control, el individualismo y el egoísmo, para que las relaciones se conviertan en intentos de hacer’el otro es como yo quiero que sea‘, que en la mayoría de los casos conduce al abuso y la adicción”.

Por estas razones, y para evitar relaciones enfermizas en el futuro, Javaloyes enfatiza la importancia de facilitar una formación complementaria en valores fundamentales y gestión emocional desde la escuela.

Desencadenantes principales

Otro detalle a tener en cuenta es el factores que pueden actuar como desencadenantes principal a sufrir una relación de maltrato como nos aconseja el especialista:

  • Baja autoestima
  • sentimiento de vergüenza
  • Pérdida de la identidad psíquica
  • Sentimientos de culpa que pueden llevar a la víctima a creer que merece este castigo
  • Miedo a las represalias
  • Miedo a perder hijos

Hay que añadir que Las mujeres extranjeras víctimas de violencia de género son más vulnerables, debido a varios factores posibles, como el idioma, la dependencia económica, la falta de redes de apoyo y la cultura de su país de origen. Todo ello no solo aumenta su vulnerabilidad, sino que, como consecuencia, sufren una triple discriminación, como inmigrante, como mujer y como víctima de violencia de género.

Ante una situación de maltrato, recuerda que el número de teléfono 016 está disponible para atención a víctimas de violencia de género.