Franco Masini: “El crecimiento implica riesgos todo el tiempo”

“Disminuyo la velocidad para comprender mejor lo que me sucede cuando pierdo el control. Jugando a ser otra persona que esconde mi interior, también se hace difícil distinguir quién soy yo”, Franco Masini canta en “Formas”, uno de los temas de su más reciente álbum, titulado Desecharescrito y grabado íntegramente durante la pandemia.

Y es que siempre está en permanente movimiento. Su vida profesional le ha llevado a recorrer diferentes rincones del mapa y jugando a perderse en un abanico de personajes completamente antagónicos a lo largo de su carrera.

Hoy, con notable madurez, el actor y cantante domina los escenarios cinematográficos internacionales, Contribuye con encanto y fascinación a las plataformas musicales más populares y gobierna los escenarios de Buenos Aires con un encanto magistral.

Las estrellas de Franco Masini volver a la patagonia con Fer Dente y Nahuel Pennisi.

Este fin de semana se despide de una de las superproducciones musicales más importantes de los últimos tiempos, volver a la patagoniapieza en la que juega con Fer Dente y Nahuel Pennisi con un recurso teatral pocas veces visto en Argentina.

En el espectáculo, Franco encarna a un personaje especial con una sabiduría estelar, casi mágica, que invita a la reflexión y nos conecta con lo realmente importante: los mensajes del alma.

–Cuando recibiste la propuesta de jugar volver a la patagonia Estuviste en España para terminar de grabar una serie. Sin embargo, las fechas se han movido y finalmente podrías estar ahí.

–Sí, al principio fue un poco difícil porque no me daban los horarios, pero casi cuando iban a empezar los ensayos llamaron a mi equipo para decirles que se posponía y que había nueva fecha.

Yo creo que las cosas, cuando tienen que pasar, pasan, y se acomodaron aquí para que yo sea. Gracias a Dios, porque es increíble lo que pasa cada vez que terminamos un show. Estamos muy sorprendidos de ver lo emocionada que está la gente.

–¿Y qué le cautivó de la obra?

– Hay varias cosas. Poder hacer este musical, que es cien por ciento argentino, con una megaproducción, porque yo creo de verdad que Pocas veces he visto algo tan grandioso en un espectáculo de teatro local, con pantallas de 300 metros, 32 artistas en escena, una orquesta de más de doce músicos… Todo lo que pasa es muy grande, y el escenario tiene un mensaje fundamental, muy útil en esta época del año.

La pieza trata sobre el amor, los valores, la conexión con las pequeñas cosas de la vida, y creo que la gente necesita ver eso, necesita relajarse y conectarse con lo que sucede en el escenario.

– El trabajo se basa en El regreso del joven príncipede Alejandro Roemmers, que es una especie de continuación de El Principito. ¿Qué retos supuso para ti tu personaje?

“Bueno, toda la obra va por un lado, y mi personaje por otro; es de otro mundo, de otro planeta, por así decirlo, y ese fue el reto que tuve al componerla.

Cada experiencia te deja con algo diferente, y este personaje me ayudo a expandir mi espiritualidad, Me hizo conectar con lo místico. Creo que representa la ilusión, esta cosa simple que tienen los chicos, que toman todo lo que ven como algo nuevo. En el trabajo viajamos con él.

¿Fuiste capaz de absorber todo esto?

-Si claro. Hay una frase que dice: “Para avanzar hay que arriesgarse” y me parece que siempre es así. Cuando estás en una zona de confort, estás tranquilo, estás a gusto, te sientes seguro, y cuando quieres avanzar, tienes que asumir los riesgos que eso conlleva. Me pasa cuando estoy en otros países, te tienes que adaptar a este lugar, a su gente, a su cultura, a esta forma de trabajar, y eso también es parte de crecer.

–Uno de los primeros temas que trata la obra se refiere a la desconexión de los seres humanos entre sí, a partir de la conexión con el teléfono móvil. ¿Dónde terminas con toda esta gente?

– Creo que el reto que tenemos todos es colgar el teléfono para centrarnos en otra cosa, como un gato, por ejemplo. El teléfono te distrae, hay que tener cuidado de que no se haga un todo, para no quedarte pegado a él todo el día.

“Necesito estar tranquilo para hacer música, no puedo hacer una obra de teatro o una serie y al mismo tiempo escribir, y la pandemia me ha ayudado con eso. Me pasaba todo el día escribiendo mis canciones en un papel.

La obra fue un éxito absoluto. ¿Sabes lo que está pasando con la venta de entradas? ¿Es algo que realmente te interesa o prefieres quedarte al margen?

–Sí, obviamente, siempre estamos pendientes de la aceptación de la gente, de las expectativas que genera la obra o de lo que pasa una vez que la ven, porque es bueno construir sobre lo que pasa. Incluso en el escenario, si lanzas una broma que tiene un buen impacto porque la audiencia se está riendo, ¡eso es todo, eso es todo! Se repite la siguiente función.

– Hablando un poco de tu lado musical, durante la pandemia escribiste varias canciones y armaste un disco. ¿Cómo fue este proceso?

–Todos estamos viviendo la pandemia de una manera diferente. En mi caso, estuve a punto de ir a México a filmar la serie. Rebelde, y cuando me fui, ni siquiera pudimos comenzar a filmar. Estuve allí una semana, volví y nos encerramos. Fue entonces cuando comencé a escribir las canciones, a grabarlas. Los videos también se hicieron en ese momento, y fue increíble porque pude conectarme, tuve tiempo para hacerlo.

Necesito estar tranquilo para hacer música, No puedo hacer una obra de teatro o una serie y escribir al mismo tiempo, y la pandemia me ha ayudado con eso. Me pasé todo el día escribiendo mis canciones en un papel; de hecho, nunca había escrito tantos a la vez. Desde entonces, no he lanzado ninguna música, y espero hacerlo pronto. Quiero tomarme el tiempo para sacar las canciones, poder tocarlas y defenderlas.

¿Por qué lo titulaste? Desechar?

– Así me sentí dentro de la ciudad durante la pandemia, medio a la deriva sin saber cuándo iba a terminar todo. Todas las canciones tienen que ver con este sentimiento.

“Quiero aprovechar todo lo que me pasa a nivel internacional. Me gusta estar en Argentina y me gusta mucho hacer cosas aquí, pero me gusta esta mezcla de venir, quedarme cuatro meses y de repente irme a Europa.

Ahora que el trabajo está terminado, ¿cuáles son tus próximos proyectos? ¿Dónde vas a seguir disparando?

–Se me ocurrió viajar a muchos países en muy poco tiempo. Después de filmar en México, volví, e inmediatamente me fui a España a grabar Todas las veces que nos enamoramos, una serie que se estrenará a principios del próximo año. Probablemente, para el estreno vaya a Madrid, estoy muy ilusionado. Quiero aprovechar todo lo que me pasa a nivel internacional.

Me encanta estar en Argentina y me encanta hacer cosas aquí, pero Me gusta esta mezcla de venir, hacer una obra de teatro, pasar cuatro meses y de repente ir a Europa por seis meses. Ahora tengo algunas propuestas para hacer películas y series. Estos temas quedan por definir.

– ¿Aquí o fuera?

“Ambos lugares, así que veamos dónde termino.

Fotos: William Kano

Dirección de fabricación: gimena bugallo

Fabricación y estilismo: Camila Mariani

Maquillarse: Macú Atauri

Gracias: @lacoste, @magnitud_ba, @viglietti_, @brunogiordano_official