Estos son los 38 centros educativos incluidos en la declaración de “riesgo inminente” de desastres del CNE

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) incluyó a 38 centros educativos, entre escuelas y colegios, en su último comunicado de 2.500 obras de infraestructura en buen estado “riesgo inminente” de desastres en todo el país.

Por “riesgo inminente”, dice la Ley Nacional de Emergencias y Prevención de Riesgos (8.488), se entiende la “probabilidad irrefutable, por evidencia verificada por inspección de campo o por observaciones y estudios técnicos y científicos, de que una emergencia ocurra dentro de un plazo previsible de tiempo, si no se toman medidas correctivas, es decir, como observó el presidente Rodrigo Chaves el 9 de noviembre durante una rueda de prensa, se trata de riesgos probados que pueden llevar a “la muerte de personas si no se toman medidas de inmediato”.

En total, las autoridades contabilizaron 38 centros educativos amenazados por diversas razones. Cortes de energía, problemas de construcción estructural, inundaciones e incluso la amenaza de deslizamientos de tierra fueron algunas de las justificaciones, de la siguiente manera:

De los 38 centros, solo seis están ubicados en los cantones de la Gran Metrópolis (GAM). El resto corresponde a establecimientos en cantones periféricos o costeros.

Por un lado, 30 de los centros requieren reconstrucción; mientras que, por otro lado, solo cuatro necesitan reparaciones y otros cuatro más bien una reubicación completa.

¡Copiado!

La ministra de Educación Pública, Anna-Katherina Müller, explicó que para llegar a este listado de 38 establecimientos se evaluaron 600 centros educativos que ya presentaban condiciones más apremiantes.

Para priorizar tuvimos en cuenta principalmente los centros de estudio sobre los que pesaban las instrucciones sanitarias, cuyo estado era especialmente grave en sus edificios, y que además contaban con planes de recuperación avanzados.

Según el jerarca, este último punto era importante, “por los retrasos en la aplicación de los fondos de emergencia” que el Gobierno pretende utilizar para remediar la situación de las 2.500 obras de infraestructura que ha declarado comprometidas. Para ello, el gobierno prevé utilizar parte de un crédito de $700 millones que está estructurando con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), con el objetivo de prevenir emergencias por fenómenos meteorológicos.

Los planes de reparación avanzados que se consideraron, dijo el ministro, iban desde tener proyectos ya listos y diseños de proyectos listos, o terrenos listos para la construcción.

“Estos 38 centros beneficiarán a casi 13.000 alumnos y más de 150 docentes”, apuntó el jerarca, sobre la posibilidad de invertir en ellos, si finalmente se aprueba financiación externa para su restauración.

En total, se estima que las reconstrucciones, reparaciones y remociones de los centros educativos supondrían una inversión global de 80,3 millones de dólares, según información proporcionada por la CNE.

¡Copiado!

Sin embargo, las escuelas incluidas en esta lista no son las únicas con problemas importantes.

En total, la Secretaría de Educación Pública Dijo que hay entre 600 y 800 centros educativos sobre los que pesan las órdenes sanitarias. Sin embargo, las cifras podrían ser superiores, según publicó el pasado mes de septiembre el diario La Nacióncon base en declaraciones de la Ministra de Salud, Joselyn Chacón.

Además, el ministro Müller explicó que otras 184 instituciones en estado de extrema vulnerabilidad no fueron incluidas en la lista más reciente, porque ya habían sido consideradas en decretos de emergencia anteriores, como el recientemente firmado para hacer frente al impacto del huracán. Julia después de su paso por el país

Parte de los recursos del préstamo con el BCIE, explicó el presidente Chaves, también se utilizaría para financiar decretos para el manejo de emergencias pasadas, ya que muchos actualmente no cuentan con fondos y necesitan dinero para implementar sus recomendaciones.