El error del presidente Bukele con bitcoin que cuesta millones de dólares

El presidente de El Salvador se mantiene firme con su criptomoneda a pesar de perder $67.5 millones y le dice a la gente que se vuelva loca y disfrute la vida

“Deja de mirar el gráfico y disfruta de la vida”, tuiteó Nayib Bukele, presidente de El Salvador, en junio pasado cuando bitcoin, que es moneda de curso legal en su país, mostró una fuerte caída en ese gráfico mencionado por el presidente. El mismo consejo tengo que dar a los salvadoreños porque esta criptomoneda, que es la más conocida del mercado, ha quebrado.

El consejo de Bukele terminó con “La paciencia es la clave”. Pero sus compatriotas, que vieron cómo el audaz mandatario millennial invertía allí parte de los recursos del país, comenzaron a preguntarse por los resultados de la insólita apuesta.

Esta vez se trata de la quiebra de FTX, la criptoplataforma cofundada por Bankman-Fried, que en medio del escándalo de la compra de lujosas mansiones para sus líderes con el dinero de los clientes, tuvo que terminar declarándose en bancarrota. . Bitcoin se estrelló. Fue el golpe que la volcó, pues tras los días de gloria de la pandemia del covid-19, inició una carrera en declive desde finales del año pasado.

El Salvador ahora tiene 2.382 bitcoins con los que perdió $67,5 millones.

El 6 de septiembre de 2021, Bukele compró los primeros bitcoins, luego de aprobarse la ley que obliga a todos los establecimientos del país a aceptarlo. Fueron 400 piezas por las que pagó alrededor de 20 millones de dólares, ya que el precio rondaba los 51.000 dólares, en un mercado fluctuante. Al día siguiente, los salvadoreños pudieron descargar una aplicación llamada Chivo Wallet donde el gobierno les dio $30 para promover su uso.

En noviembre, dos meses después, bitcoin le dio a Bukele la oportunidad de cantar victoria. Había subido a $ 65,000. Pero entonces comenzó la caída. Durante estos catorce meses, El Salvador adquirió 2.382 piezas por unos $107 millones. Las cifras provienen de portales que monitorean las inversiones en criptomonedas, incluidas las señaladas por el presidente Bukele en su cuenta de Twitter. CoinMarketCap mostró el precio para el 18 de noviembre en 16.686, con un pequeño rebote en el hundimiento de 16.000 siete días antes, y nayibtraker.com reportó pérdidas para Bukele por $67.429.604 ese día. 63%!

$67 millones representan casi el 10% de los $667 millones de deuda internacional que El Salvador deberá pagar en enero. China acudió al rescate de la pequeña nación y, a principios de esta semana, ofreció recomprar esa deuda, dijo el vicepresidente Félix Ulloa. De manera confidencial, dos días después, Bukele anunció en sus redes que El Salvador había concluido un tratado de libre comercio con el gigante asiático.

Esta opción llega en un buen momento ya que el Fondo Monetario Internacional rechazó una solicitud de financiamiento de Bukele, pidiéndole que reconsidere el uso de bitcoin como moneda de curso legal. A las críticas, el presidente respondió comparándolo con Los Simpson. El Banco Mundial tampoco ve con buenos ojos la apuesta de Bukele pues destaca los riesgos de volatilidad cambiaria, lavado de dinero y otras actividades ilegales.

moneda

75 de cada 100 salvadoreños no compran ni pagan con bitcoins.

Pero el presidente millennial experto en tecnología ha promovido la adopción de la moneda digital como una forma para que más salvadoreños se integren a la economía formal, en un país donde el 70% de la población no tiene cuenta bancaria. Los resultados parecen contrarios. El ciudadano medio dice que el proyecto fue un fracaso, porque si el objetivo era que la población usara bitcoin a diario, no es así. Y cuando el gobierno regaló los $30 de la billetera Chivo, la gente recolectó el dinero y se olvidó de la aplicación.

Una encuesta realizada hace un mes por la Universidad Centroamericana (UCA), de los jesuitas, indicó que este año el 75,6% de las personas encuestadas no utilizó bitcoin para comprar o pagar algo y solo el 20% de los dueños de negocios acepta. Criptomoneda como forma de pago. Aún más revelador, la encuesta de la UCA da la voz de alarma al mostrar que 77 de cada 100 salvadoreños piensan que el presidente “no debería seguir gastando dinero público para seguir comprando bitcoin”. Poco parece importarle al presidente.

Pero Nayib Bukele se mantiene firme en su postura y sigue apostando por las criptomonedas, más específicamente por el bitcoin. A través de su cuenta de Twitter, anunció el jueves que compraría “un bitcoin al día, a partir de mañana”. Curiosamente, lo escribió en inglés.

Lo que no se sabe a día de hoy es cuánto tiempo el mundo de los adoradores del bitcoin seguirá utilizando al volcán salvadoreño De Conchagua como icono de libertad frente al dólar.