Destacan la experiencia cervecera “Atrapaniebla” como ejemplo de respuesta a la crisis del agua

Producida con agua condensada, la cerveza producida en la región de Coquimbo forma parte de una serie de microdocumentales centrados en empresas innovadoras y revolucionarias de las regiones.

Tras la crisis hídrica de los últimos 10 años en Chile y un déficit pluviométrico superior al 80% en 2021, las empresas que fabrican sus productos en base agua han tenido que buscar nuevas soluciones para conseguir suministros. Una de ellas es la cerveza Atrapaniebla, fundada por dos agrónomos que, para obtenerla, innovaron al “cosechar agua” con un sistema de condensación de niebla marina en la región de Coquimbo.

Atrapaniebla, nació de dos hermanos que querían crear una nueva cerveza innovando con agua con diferentes propiedades minerales, pero la crisis del agua les llevó a buscar otras fuentes de origen. “Cuando empezamos a tener problemas con la calidad del agua, se nos ocurrió recolectarla directamente de las nubes. Era una idea que habíamos visto cuando éramos pequeños. Esta solución se ha convertido en el componente sustentable de la empresa y es lo que le dio vida a este proyecto”, comenta Marcos Carcuro, cofundador de la cerveza Atrapaniebla.

Un atrapanieblas es un sistema para contener microscópicas gotas de agua contenidas en la niebla, el mecanismo fue inventado como solución a la escasez de agua para consumo humano, en zonas desérticas. En Chile, localidades ubicadas en el norte, como la ciudad de Peñablanca, en la Región de Coquimbo, cuentan con las condiciones necesarias para su implementación.

“Esta evaporación se genera en el Océano Pacífico, la nube sube y luego choca con lo primero que encuentra: las cadenas montañosas de secano costero. La zona de Peñablanca es un oasis de niebla y reúne todas las características para la producción de cerveza en mayores volúmenes”, explica Marcos Carcuro.

Según los fundadores de la cervecería, la llegada de la fábrica tuvo un gran impacto en el pueblo de Peña Blanca y en la región norte. Se abrieron nuevas fuentes de mano de obra, algunas de sus tareas más reconocidas del día a día, como el pastoreo de cabras y ovejas, migraron para capacitar a los lugareños en el manejo de los sistemas atrapanieblas.

Actualmente la fintech europea para medios de pago Para resumiren su compromiso con el bienestar y crecimiento de sus usuarios, ha lanzado una serie de microdocumentales titulada “volver a la sencillez”, que destaca tres empresas en distintas latitudes de Chile y explora cómo sus protagonistas han optado por tomar elementos de sus orígenes para desarrollarse.

“El proyecto es una inmersión profunda en la vida de estas empresas, inspirado en dos preguntas: cómo las empresas chilenas manifiestan un mundo de posibilidades y lo que significa la simplicidad, como valor, para ellos, para sus vidas y para sus negocios”, comentó Soledad Hormazábal, directora de contenido de SumUp.

Según cifras de la Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales (SUBREI), existen en Chile 1.294.136 empresas, de las cuales 235.569 son pequeñas y medianas empresas (PYMES). Así, desde su creación, la fintech europea de medios de pago digitales tiene como objetivo trabajar en colaboración con microempresas y empresas que necesitan herramientas digitales.