“Debemos tener ciudades regidas por los principios de bitcoin”: Peter Young

Publicidad

el director de la Fundación Ciudades Libres (FCF), Peter Young, acompañado de Timothy Allen, fotógrafo y embajador de esta fundación, presentó las iniciativas desarrolladas en torno al concepto de ciudades libres. fue en la conferencia adoptar bitcoin, que se llevó a cabo en El Salvador del 15 al 17 de noviembre, el cual fue cubierto por CriptoNoticias.

Las ciudades libres, afirma Young, pueden definirse como territorios autónomos que adoptan políticas innovadoras para permitir la libertad humana. Para realizar este concepto, es posible aplicar los principios desarrollados durante la creación de Bitcoin, explica Young.

“Ya tenemos dinero digital en forma de bitcoin; lo que necesitamos es tener jurisdicciones, o ciudades, o pequeños territorios autónomos que se guíen por los principios que rigen a los bitcoiners”, dice Young.

Peter Young, director de la Fundación Ciudades Libres. Fuente: YouTube.

Entre estos principios estaría un simple conjunto de reglas que no pueden ser cambiadas por una autoridad central, o la posibilidad de interacción entre todas las personas, limitada a la participación voluntaria. “Creo que deberíamos tener este tipo de comunidades en el mundo físico, porque ya existen en el mundo digital”, agrega.

Publicidad

La fundación trabaja con varios proyectos en Europa y América, que tienen distintos grados de desarrollo, dice Young, refiriéndose a las llamadas comunidades intencionales. Se trata de comunidades en el que sus miembros acuerdan formar un territorio autónomo dentro de un estado-nación. Aunque no tienen estatus legal, hay un mayor grado de autonomía en estos territorios que en el resto del país, dice Young.

Por ejemplo, la comunidad de Liberstad, Noruega, opera con sus propias reglas y las transacciones entre los miembros de la comunidad se realizan en bitcoin. Solo las relaciones entre Liberstad y el resto de Noruega siguen las normas oficiales. Montelibero es otro proyecto desplegado en Montenegro, en los Balcanes.

Bitcoin florece en la localidad hondureña de Próspera

Allen habló de la isla de Roatán en el norte de Honduras, donde se encuentra Próspera, una ciudad que tenía estatus autónomo pero fue derogada por la Corte Suprema de Justicia de Honduras. Aun así, en Próspera se ha mantenido el espíritu de progreso gracias a los acuerdos entre sus habitantes. Por ejemplo, allí se construyó un moderno centro educativo de bitcoin para educar a los residentes sobre su uso. Se incluyen actividades para niños y adultos mayores.

Allen señaló que Próspera sigue aplicando contratos entre ciudadanos y proveedores de servicios, en la filosofía de los territorios autónomos. Con un importante desarrollo inmobiliario impulsado por la demanda de espacios para vivir y trabajar, existen contratos especiales entre constructores y residentes. Por ejemplo, si los residentes que tienen una gran vista al mar quieren asegurarse de que se quede, pueden optar por no construir nuevos edificios, gracias a un acuerdo económico, pagado en cuotas, dijo Allen.

Hay otros proyectos autonómicos que continúan desarrollándose en Honduras a pesar del freno legislativo para otorgar la independencia jurisdiccional, como los pueblos de Morazán, dirigido a residentes de clase trabajadora y clase media, y Orquídea, que no incluye un componente residencial. En cambio, esta comunidad planea concentrarse en la producción de frutas y verduras para la exportación.