Cuánto cuesta la emergencia invernal en Colombia: es una de las más caras de la historia

Imagen de un bombero de Cundinamarca atendiendo algunas de las inundaciones ocurridas en el departamento el 9 de noviembre de 2022. Foto: Cuerpo de Bomberos de Cundinamarca
Imagen de un bombero de Cundinamarca atendiendo algunas de las inundaciones ocurridas en el departamento el 9 de noviembre de 2022. Foto: Cuerpo de Bomberos de Cundinamarca

En el último informe presentado por la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, UNGRDse tiene un registro de cerca de 3.800 eventos de emergencia, en todos los departamentos del país, superando así la cifra registrada en 2021, que ascendió a 2.665, y que fue aún más superada que la presentada en 2020, que registró unos 1.560 eventos, esto permite cuantificar el impacto que ha generado la actual temporada invernal, que además de costar vidas y muchas viviendas, entre otros espacios de infraestructura pública, es en este momento el costo total que han significado estos últimos meses para el agua.

Fue una situación atípica, al punto que el gobierno declaró situación de desastre nacional, permitiendo recaudar más dinero para atender las diferentes emergencias que se presenten, o de otra forma, llevarlas a cabo de una forma más sencilla. En teoría, este es un punto muy necesario, pero haciendo los cálculos, y con los datos presentados desde el UNGRDEn lo que va del año se han recaudado 2,1 billones de pesos.

La estrategia, que permitió esta declaración, se ejecuta bajo un Plan de acción específico En teoría estaría vigente hasta el 31 de diciembre y permite mantener ciertos programas como los mandatos para madres cabeza de familia, que tendrán como objetivo a aproximadamente 1,2 millones de personas.

“Hasta el momento, la primera fase del Plan de Acción Específico es la única para la que se han definido recursos para 2022, lo que corresponde exactamente a 2.063 millones de dólares. Ya se realizó la primera Junta Directiva del Fondo Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres para constituir la subcuenta “Colombia Vital”, que es un patrimonio autónomo donde se administrarán estos recursos, que tendrán un destino exclusivo para el tratamiento de esta situación de desastre y en la que se han definido cuatro líneas de intervención”, dijo el director de la UNGRD, Javier Pava.

Imagen de inundaciones en Santa Marta provocadas por el desbordamiento del río Manzanares.  Foto: Bomberos de Santa Marta
Imagen de inundaciones en Santa Marta provocadas por el desbordamiento del río Manzanares. Foto: Bomberos de Santa Marta

Esta es la distribución de los recursos.

El mayor gasto se ha visto en la rehabilitación de infraestructura, pero hay un monto considerable en alimentos, que según cifras oficiales se han ejecutado unos 8 mil millones de pesos, sin embargo, el rumbo de estos recursos se ha dividido en fases, el primero está orientado a la inversión en servicios generales, a los que se destina más o menos el 25,9%; otros como el programa Hambre Cero o Atención de Urgencias, en los que se ha invertido el 45,58%; servicios viales 26,55%, entre otros.

“Como parte de la declaratoria de desastre nacional, hemos ejecutado hasta el momento casi $8.000 millones en alimentos para las comunidades afectadas, a los que estos recursos se han destinado de manera inmediata. También estamos transfiriendo otros fondos para atender a las madres solteras y temas relacionados con el trabajo con máquinas, en coordinación con el ejército, para apoyar lo que tiene que ver con la remoción de escombros”, explicó Pava.

Los próximos pasos apuntarán a la recuperación de determinados espacios, además de la rehabilitación de ecosistemas, lo que permitirá mitigar y controlar futuras emergencias; además de salvar cadenas productivas como la de alimentos, que esta temporada se ve tan afectada.

El último, denominado Adaptación y Recuperación para el Vivir Bien, que lógicamente se centra en aquellas etapas más definitivas y que permitirían recuperar incluso las condiciones económicas, por lo que se prevé que el plan de actuación se extienda, más o menos, hasta el año 2024.

SIGUE LEYENDO:

Violeta apareció en la instalación de los diálogos de paz con el ELN: así luce el imputado del atentado en el centro andino
María José Pizarro explicó su participación en los diálogos con el ELN: “Yo también vengo con una voz crítica”