Concierto “Patrimonio” de Romina Núñez

Concierto “Legado” de Romina Núñez

  • Espacio incluido, Mayor Monckeberg 581, Ñuñoa.
  • Sábado 26 de noviembre – 20:00 h.
  • Contribución voluntaria.

Un segundo disco en solitario con mayor apego a las raíces folk, un sonido minimalista y realizado con un grupo de amigos es el resumen de “Herencia”, la más reciente producción de Romina Núñez que tendrá un prelanzamiento.

En esta ocasión, la jornada contará con la presencia de todos los participantes del disco, que han tocado un instrumento diferente en cada canción para dialogar con el cantautor, que se acompaña sobre una caja o una guitarra.

Así, el sonido de piano, charango, guitarra, acordeón, rabel, kalimba, guitarrón, djembe, trompa y trutruca, entre otros, se escucha en cada tema con Romina Núñez, gracias a la participación de reconocidos músicos como Dúo Finares, Andrea Andreu, Sebastián Moya (Los Marujos), Eduardo Gutiérrez (Cuncumen), Dangelo Guerra, Valentina Soto (Dúo Serendipia), Valeria Moraga (Las Torcazas), Consuelo Valenzuela (Las Torcazas), Javiera Iglesias (Sondevalle), Daniel Copaiva y Pancho Miranda .

Este trabajo con un músico para cada canción hace que la propuesta sonora sea bastante minimalista, en palabras del creador. “En los dos discos que tengo, decidí no formar una banda, porque me gusta hacer lo más parecido posible a lo que puedo presentar en vivo. En el primero hice casi todo con la percusión de Daniel Copaiva, y esta vez quiero hacer un diálogo con amigos y amigas para tener más colores”, explica.

El cantautor, también integrante de Las Torcazas y Las Comaires, afirma que la elección se hizo no solo por la búsqueda estética de los instrumentos, sino también por algo más filial. “Quería invitar a personas con las que compartimos proyectos e historias y tenemos una conexión más allá de la música y puede ser un poco mágico. Así que primero elegí a las personas y luego vi qué canción iría bien con qué sonido”, agrega. .

“Herencia” también tiene, en palabras de Romina Núñez, una vuelta a un sonido más “chileno”. “En ‘Levanta el vuelo’ (2018, nominada al Premio Pulsar) quería salirme de los estereotipos y formatos del folk y ahora creo que he vuelto a ese mundo. Creo que quizás tiene que ver con lo que pasó en la pandemia, buscando un sonido más íntimo, lo que me llevó a cosas de este estilo, con varios ritmos también algo lentos”, comenta.

Sobre el nombre de la obra dice que “tiene que ver con la herencia familiar que tenemos y nuestra cultura territorial directa e indirecta. Es el ejercicio de mirar hacia atrás y pensar en lo que podemos tomar y dejar para seguir avanzando. adelante, y de ahí, qué podemos dejar como legado, que es lo que realmente importa y tiene valor para la construcción de la vida”.

Respecto a las proyecciones posteriores a este disco, para Romina Núñez lo principal es “consolidar mi proyecto solista, pensar en abrirme a otros escenarios y por qué no pensar en el exterior o insertarme en el circuito ‘World music’. Nuestra música tiene un lugar perfecto ahí y cuando vemos propuestas femeninas de mucho éxito en este campo como Lila Downs, Natalia Lafourcade o Charo Bogarín veo que, en primer lugar, es muy posible ir entre lo pop y lo tradicional y también que hay un punto de consolidación cuando eso Me gustaría que sucediera”.

siga con nosotros