aquí está el decálogo para un verano seguro

Además de la molestia de empacar y organizar viajes más largos o más cortos, las vacaciones pueden ser una preocupación para las personas con diabetes, debido a los cambios en el estilo de vida que afectan las zonas horarias, la comida y la vida social.

DIABETES Y VERANO: LA IMPORTANCIA DE SALIR DE LA RUTINA

La jornada del diabético tiene un ritmo muy preciso, regulado por una serie de plazos impuestos por la cronicidad.

Pero, ¿también se aplica a las vacaciones?

Las vacaciones son una época del año en la que, debido a la falta de compromisos laborales, tenemos la oportunidad de disponer de más tiempo para nosotros y nuestra vida.

El tiempo disponible y la estancia en los centros de vacaciones deben animarnos a centrarnos en nuevos hábitos alimentarios y físicos.

Esto es también y sobre todo cierto para las personas con diabetes, que ya están acostumbradas a seguir unas reglas fijas durante todo el año, por lo que ciertas concesiones dietéticas y oportunidades de actividad física fuera de nuestra rutina son bienvenidas, pero siempre respetando el control de la compensación metabólica.

Ahora, con el inestimable apoyo de la tecnología, es mucho más fácil gestionar una concesión en la mesa, quizás fuera de horario o en un entrenamiento extra.

Los innovadores sistemas de administración de insulina y monitoreo de glucosa en sangre protegen contra imprecisiones peligrosas que podría causar la manipulación manual.

VERANO Y DIABETES, TECNOLOGÍA DE APOYO ESENCIAL PARA UNA GESTIÓN MÁS CONSCIENTE

La evolución tecnológica de dispositivos cada vez más pequeños y sobre todo “inteligentes” está demostrando ser un valioso apoyo para un mejor control de la diabetes.

La certeza de la medición de glucosa en sangre y la seguridad de intervenciones terapéuticas precisas han hecho del glucómetro continuo y la bomba de insulina dos éxitos tecnológicos fundamentales para mejorar la vida cotidiana, incluidas las vacaciones.

Las tendencias de azúcar en la sangre durante las fiestas son difíciles de predecir, especialmente si nos damos pequeños caprichos sin sentirnos culpables.

Ahora, con la última tecnología de Monitoreo Continuo de Glucosa (Cgm), es posible tener un nivel muy alto de previsibilidad precisa y segura.

También tiene un efecto psicológico calmante en los pacientes, que se vuelven más conscientes y están listos para actuar cuando surge una necesidad real.

Los dispositivos de última generación están equipados con un sistema de alarma predictivo capaz de anticiparse al problema, ofreciendo hasta 20 minutos para intervenir tranquilamente en el plan de tratamiento.

VERANO, LAS DIEZ REGLAS DE VACACIONES PARA PERSONAS CON DIABETES

Decir vacaciones significa tomarse un respiro, dejar ir los compromisos y dejar ir el reloj.

Es un mantra que también se puede aplicar a las personas con diabetes, siempre y cuando se tenga en cuenta que es un período limitado y se debe realizar con responsabilidad y control.

LAS 10 REGLAS

1_Prepare un suministro adecuado de insulina con anticipación, preferiblemente con una estimación más amplia de los días que estará en ella (si usa un micrófono, también traiga una pluma de insulina basal para usar en caso de que el dispositivo se descomponga);

2_Usar una bolsa térmica como contenedor del botiquín para mantener intacto el principio activo, que podría deteriorarse con el calor;

3_Asegúrese de tener siempre un minisuministro (por ejemplo, jugo de frutas, bebida azucarada, dulces, pan de molde) para prevenir/controlar la hipoglucemia;

4_En tu botiquín, no olvides el medicamento de emergencia para la hipoglucemia (glucagón), ahora también disponible en forma de inhalación simple y que puede ser recetado por tu médico;

5_Llevar siempre en su equipaje de mano su botiquín de medicamentos, su mini-equipaje y un certificado que acredite su patología para justificar el porte de agujas, navajas, líquidos, dispositivos;

6_Si viaja solo o con menores, utilice una pulsera/billete/certificado para que pueda reconocer la enfermedad e intervenir en caso de emergencia;

7_Durante su estancia, planifique y controle las actividades físicas más dinámicas susceptibles de modificar sus necesidades de insulina;

8_En los negocios, consumir alcohol y super alcohol con moderación, evitando hacerlo con el estómago vacío;

9_Si conduce en movimiento, tome breves descansos cada hora para descansar y controlar su nivel de azúcar en la sangre;

10_Respetar y seguir las indicaciones y alarmas señaladas por los monitores y/o la bomba de insulina, sin distraerse con el ambiente despreocupado y banal.

Lea también:

Emergency Live Aún más… Live: Descarga tu nueva app gratuita de agenda para IOS y Android

Diabetes Mellitus: Síntomas, Causas y Significado del Pie Diabético

¿Qué es la deshidratación?

Verano y mucho calor: deshidratación entre paramédicos y rescatistas

Diabetes tipo 2: nuevos fármacos para un abordaje terapéutico personalizado

La dieta para diabéticos: 3 falsos mitos a desmentir

Pediatría, cetoacidosis diabética: un estudio reciente de PECARN arroja nueva luz sobre la afección

Primeros auxilios en caso de deshidratación: saber reaccionar ante una situación no necesariamente relacionada con el calor

Niños en riesgo de enfermedades relacionadas con el calor en climas cálidos: esto es lo que debe hacer

Las 9 formas recomendadas por la AHA (Asociación Estadounidense del Corazón) para proteger su corazón y cerebro del calor del verano

Diabetes en verano: consejos para unas vacaciones seguras

Fuente de caracteres:

Agencia terrible