Ansiedad: ¡cómo identificarla y combatirla!

Crédito de la foto: Kevin invierno

Qué difícil es considerar la ansiedad como un problema en sí mismo. Vivimos en un bucle tan vertiginoso que a veces hasta nos parece normal. “La ansiedad”, pensarás, “es problema de otro. A mí no me pasa…”. Pero si sigues leyendo seguro que te reconoces en más de un síntoma.

Porque, según la Organización Mundial de la Salud, trastornos como La ansiedad y la depresión afectan a más de 250 millones de personas en todo el mundo. Y es que en España, tras la pandemia, el 65% de los españoles admite haber experimentado síntomas de ansiedad (especialmente las mujeres), mientras que los expertos han detectado un aumento del 50% en el número de solicitudes de ayuda.

El dato es negativo si se considera que representa un aumento de la incidencia, pero también puede tener una lectura positiva. Cada vez se asume más que Es normal sufrir una enfermedad mental a lo largo de la vida, pero que también es posible afrontarlo como un obstáculo más en el camino. Sin estigmas ni tabúes. “Celebrities” como Selena Gómez, Demi Lovato, Emma Stone o Lady Gaga contribuyen de manera ejemplar integrándola abiertamente en su discurso y en sus redes sociales. Incluso Instagram incluye una función que te ayuda si tienes problemas de ansiedad o depresión.

El último en hablar sin miedo fue Ryan Reynolds, quien dijo el pasado mes de mayo en su Instagram que llevaba años viviendo con ansiedad. “Sé que no estoy solo y sobre todo, para cualquiera como yo que piense, programe, trabaje o se preocupe demasiado, por favor Tu deberías saber que no estás solo. No hablamos lo suficiente sobre salud mental y no hacemos lo suficiente para eliminar el estigma que conlleva hablar de ello. Pero, como esta publicación, Espero que salgamos de esta mejor tarde que nunca…“, a escrito.

Los efectos de la pandemiasin embargo, han significado una pico de ansiedad difícil de manejar. Rafa Gil, psicólogo clínico, profesor e investigador de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid y profesional de la clínica Libertia Psicología, explica que antes del confinamiento la lista de espera para una consulta era de dos semanas, pero en cuanto nos desconfinaron, pasaron a ser tres meses.

“Está claro que la conciencia de la gente ha aumentado, que ya está identificando que sufre ansiedad, y no es necesario tener un problema psicológico grave para necesitar la ayuda de un terapeuta”, dice. Pero lo más llamativo es el de las personas afectadas, El 43% corresponde a mujeres jóvenes, entre 18 y 24 años, y que su incidencia entre los adolescentes se ha disparado.

Según la psicóloga clínica Pilar Guerra, “otros estudios afirman que 9 de cada 10 personas han sufrido trastorno de estrésmientras que antes de 2020 las cifras eran de 4 sobre 10”. Según continúa el experto, hay niveles mínimos de ansiedad que son adaptativos y necesarios, nos permiten alertarnos ante situaciones de tensión o peligro. “Sin embargo, cuando estos síntomas alcanzan altos niveles de intensidad, frecuencia y duración, se habla de trastorno de ansiedad“, detalla el especialista.

Además, el caso extremo de ansiedad y fobia no tratada puede conducir a ansiedad generalizada“que es una angustia en todos los contextos de la vida llevada al extremo extremo; un trastorno de ansiedad no tratado puede desencadenar una serie de trastornos obsesivo-compulsivos, lo que comúnmente llamamos TOCy también conduce a la depresión crónica e incluso a los trastornos de personalidad”, advierte Pilar Guerra.

Por todas estas razones, estuvimos encantados de conocer al Proyecto Maybelline Nueva York “Juntas Valientes: Juntos estamos en esto”, que con su propio correo de consulta y con el “Teléfono de la Esperanza”, lucha contra la ansiedad y los problemas de salud mental en las mujeres enviándoles el mensaje de que no están solos.

La iniciativa cuenta con expertos como la psicóloga especializada en el manejo del estrés y la ansiedad Bárbara Tovar, Asesora de Proyectos, que pudimos ver en su momento en el programa de televisión “Hermano Mayor”. Para ella, “Juntos Valientes” es una declaración de intenciones que reivindica el cuidado de uno mismo, el derecho a no poder gestionarlo todo siempre, a pedir ayuda y poder compartirlo con otras mujeres sin sentirse vulnerable“.

“Caemos en la ansiedad porque no hay un cuidado personal previo, no estamos construyendo esa resiliencia (la capacidad del ser humano para superar experiencias traumáticas)”, dice Tovar. Y lo que está pasando en España probablemente tenga mucho que ver con nuestra historia de la salud mental. Como un hecho condenatorio, debe señalarse que a pesar de que en nuestro país hay cuatro psicólogos por cada 100.000 habitantesen Europa la media es de 18, lo que nos sitúa en un lugar menos accesible para contar con el profesional adecuado.

Pero para la experta, lo realmente preocupante es que cuando la ansiedad no se previene o se interviene de manera adecuada, puede hacer que suframos problemas en la edad adulta. “Si el estado de ansiedad se vuelve crónico, seremos más vulnerables a diferentes afecciones como musculoesqueléticas, gastrointestinales, adicciones, respiratorias y incluyendo las relaciones interpersonales“, detalla la psicóloga.

Pero el proyecto de Maybelline New York no se queda ahí. La segunda parte del proyecto global “Brave Together” se llama ‘Levanta tu mano’con la que la marca busca desestigmatizar la salud mental y dar visibilidad a la terapia. Con razón Día Internacional de la Salud Mentalcelebrada el pasado 10 de octubre, la firma quiere levantar la mano y demostrar a quienes nos rodean que sufren ansiedad que no están solos, así como facilitarles las herramientas más adecuadas para ayudarles.

Para ello, vuelve a contar con la asesoría de la psicóloga Bárbara Tovar. “Cuando estamos con amigos, familiares o compañeros que están pasando por un problema de ansiedad, nuestro papel es importante. Saber ayudar se puede aprender y queremos darte algunos tips para que puedas ponerlos en práctica”, nos cuenta la experta.

Cómo identificar los síntomas de la ansiedad

“El cuerpo es sabio y reacciona con todos los recursos que tiene para hacer frente a las exigencias del entorno”, afirma Isabel Aranda, psicóloga sanitaria y gestora de contenidos clínicos de la plataforma TherapyChat. Antes que nada, hay que decir que no todos somos ansiosos de la misma manera, por eso Bárbara Tovar clasifica síntomas en tres grandes grupos que lo que están haciendo es paliar o calmar la sensación de ansiedad equilibrando la balanza de ese malestar. Estos son los más llamativos o los más frecuentes lo que nos puede dar la alerta de que estamos entrando en un círculo de ansiedad:

mental o cognitiva

  • Una preocupación persistente pensamientos rumiantesrepetitivo u obsesivo, con mucha actividad mental.

  • Dificultad para concentrarse porque no somos capaces de desconectarnos de estos pensamientos.

  • anticipaciones del futuro con pregunta “y si”.

  • Miedo a situaciones particulares. con comportamiento de evitación o huida.

  • olvidado frecuente.

corporal o fisiológico

comportamiento o acción

  • comer más de lo necesario.

  • Sensación de vientre cerrado incapaz de alimentarse.

  • Fumar.

  • Beber.

  • sustancias de consumo.

  • Aislamiento social y/o conflictos con los más cercanos a usted.

  • Abandono de actividades placenteras.

Así, cada perfil ansioso podrá desarrollar más síntomas en uno de los tres dominios y de allí surgirán las estrategias a abordar. ponerse a trabajar.

Trece consejos para prevenirlo o mantenerlo alejado

  1. Escribe tus páginas matutinas. La psicóloga Isabel Aranda recuerda el consejo de la escritora Julia Cameron: “¡Tan pronto como te despiertes, toma unas hojas en blanco y un bolígrafo! El ejercicio consiste en escribir lo primero que se te ocurra nada más levantarte de la cama. , no importa qué ni cómo, y en tres páginas. Sí. tres. Tomar el examen. Estás a punto de hacer un gran descubrimiento.

  2. Cuidar el descanso, la alimentación y actividad física (segregar sustancias como la adrenalina y la serotonina que compiten con el cortisol -la hormona del estrés- que tenemos en la sangre), lo que corresponde a la primera directiva establecida por la OMS (Organización Mundial de la Salud).

  3. Conserva uno una vida socialmente plena con conexiones de calidad. No necesitas tener un plan todos los días, pero puedes levantar el teléfono en cualquier momento y alguien muy querido para ti está listo para escucharte al otro lado de la línea.

  4. caminar con atención. Ya sea de camino al coche, al trabajo, de camino a casa oa los mandados. Todo momento es bueno para detener o aminorar la velocidad frenética que nos impone la vida.

  5. Interpretar correctamente tus preocupaciones, es decir, saber parar tu mente cuando sea necesario y hablar entre ellos sobre problemas con un sesgo menos amenazante. Hay algo ahí para “educar” nuestra mente.

  6. Adquirir estrategias para calmar nuestro cuerpo y mente meditar, hacer yoga o ejercicio en mesas de respiración o relajación muscular.

  7. Gestionar la tecnología de forma saludable y siendo conscientes del impacto que genera en nosotros y, sobre todo, en estados de ansiedad, como la dificultad para desconectar y tener una buena calidad de descanso y ocio.

  8. Encuentra ocio de calidad como actividad física, contacto con la naturalezacultivar aficiones, hacer bricolaje, actividades artisticas

  9. Aprender a expresar sentimientos a personas en las que confías, porque te permite evaluar lo que te está pasando. Y por si no tienes gente de confianza, también es útil escribir para desahogarse.

  10. Introduce el hábito de la risa en tu vida.. “El humor es un antídoto milagroso para vencer la negatividad, mientras previene la depresión y el insomnio y produce la eliminación de las hormonas tóxicas que genera el estrés, sin mencionar el fortalecimiento del sistema inmunológico que nos brinda”, explica la psicóloga Isabel Aranda. Sin embargo, piensa en este momento de cuándo fue la última vez que te partiste de la risa. Nos lo imaginamos: ni te acuerdas. Un taller de risoterapia te puede ayudar. Cuando te hayas registrado, haz una lista de todas aquellas personas que te hacen sentir más libre y “más ligero”, y responde a la pregunta: “¿Quién me hace reír? Una vez que lo tengas claro, llama a esa persona. Te encantará volver a verla y, como guinda del pastel, te partirás de la risa.

  11. Enfrenta tus miedos y preocupaciones. La única solución es hacerles frente, aunque lo hagas muy poco a poco.

  12. Encuentra tu propio ritmo diario. Si prestas atención, hacemos todo rapido: trabajar, caminar, comer, conducir, hablar… Una buena idea es poner una alarma en tu móvil tres veces al día para medir cómo te sientes con el fin de equilibrarte y reducir el ritmo si es necesario.

  13. Cultiva la aceptación. Sobre todo en una sociedad que nos ha invitado en las últimas décadas a luchar y esforzarnos, es bueno aprender a “soltar” todo lo que no hemos logrado agradecido a qué estamos apegados (esto puede ser un reconocimiento, o un éxito…). Dejar ir es centrarse en lo que es realmente importante.