Alberto Fernández planea pasar el Año Nuevo en Brasilia para acompañar a Lula da Silva durante su investidura

Alberto Fernández en Brasil el 31 de octubre tras la victoria de Lula (REUTERS/Carla Carniel/File Photo)

La idea germinó en la mente de Alberto Fernández poco después de ganar luiz Inácio Lula da Silva: Arranca 2023, año electoral en Argentina, Brasil, en compañía del nuevo presidente y referente histórico de la “patria grande”, amigo de Néstor Kirchner, faro de los sueños de renacimiento de la izquierda en la región, que acababa de ganar las elecciones contra el actual presidente y líder derechista, Jair Bolsonaro. A lo largo de las semanas, después de algunas conversaciones con el embajador Daniel Scioli, esta quimera tomó forma y entró en la agenda oficial.

El Presidente tiene previsto viajar a Brasilia a fines de diciembre, para participar en la ceremonia de investidura de su par en el Palacio del Planalto, prevista para 1 de enero a las 9 am Los detalles de la logística y los miembros del séquito aún no se han determinado, pero es muy probable que viajar el 31

En todo caso, según pudo saber Infobae de fuentes oficiales, las autoridades de protocolo del gobierno local comenzarán a definir los detalles de la ceremonia de toma de posesión con el equipo de transición de Lula la próxima semana. Aunque aún no se conocen los detalles, estiman que se realizará por la tarde, para facilitar la llegada de los mandatarios extranjeros que Planean celebrar la llegada del año en sus respectivos países.

De no ser así, el Presidente planea quedarse, en Año Nuevo, en la residencia de Scioli, su amigo, confidente y también asesor en la estrategia para enfrentar los embates del kirchnerismo, expediente que el exgobernador de Buenos Aires -y virtual candidato a la presidencia- conoce como pocos. No se descarta que también lo acompañen, la primera dama, Fabiola Yáñez, con su hijo Francisco; y podrían estar apostando al Canciller, Santiago Cafero, portavoz, Gabriela Cerrutti, y el secretario de la presidencia, Julio Vitobello.

Te puede interesar: Elección del BID: Argentina retira la candidatura de Cecilia Todesca Bocco y apoyará a la candidata brasileña

La actividad de fin de año encaja perfectamente como el cierre de un año 2022 donde el Presidente, golpeado por presos con Cristina Kirchner, ha centrado buena parte de su libido en reforzar su protagonismo internacional. Después de varias giras importantes, agregó la semana pasada visitas a Francia e Indonesia para conocer Emanuel Macron, y participar en la cumbre del G20, respectivamente. Y ahora está a punto de hacer las maletas para la capital brasileña, para reproducir el escenas de complicidad en las que jugaba con Lula hace 23 días

Esta será la segunda visita de Alberto Fernández a Brasil tras el viaje relámpago que emprendió a Sao Paulo el 31 de octubre, con ímpetu, a contrarreloj y rodeado de una nutrida delegación, apenas se había confirmado la victoria del PT, mientras que en la votación final y cuando Bolsonaro aún no había aceptado la derrota.

Con el segundo desembarco en suelo brasileño en apenas dos meses, el Jefe de Estado busca profundizar las relaciones con el socio más importante del Mercosur y miembro de los BRIC, y fortalecer su posición a nivel regional, en el que ha trabajado de manera sostenida desde la presidencia. de CELAC. Para ello, aprovechará su afinidad ideológica con Lula, con quien también tiene -se jacta- una relación personal. Su entorno suele recordar que Alberto Fernández terminó ganándose su aprecio cuando lo abrazó mientras estaba en el llano, acorralado por la justicia local. “Siempre estaré agradecido por el gesto que Alberto de visitarlo en la carcel repiten en el medio albertista.

infobae

La decisión de acompañar a Lula en el primer día de su tercer mandato será la continuación del último guiño del gobierno a su socio regional: la renuncia del canciller, Cecilia Todesca Bocco, litigio diplomático por la presidencia de la Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Hace tres días, el presidente decidió trasladar el apoyo argentino al candidato brasileño, Ilan Goldfajn, que si bien fue propuesta por Bolsonaro y perturba el progresismo local, también cuenta con el apoyo del PT. Esta decisión, dado que Golfajín es director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), fue, a su vez, una señal para Estados Unidos.

Siguiendo la trama de las negociaciones del BID, es posible que Brasilia sea el lugar donde se reúna personalmente Alberto Fernández Andrés Manuel López Obrador, luego de que las relaciones bilaterales se tensaron por la falta de acuerdo que derivó en la decisión del presidente mexicano de nombrar Gerardo Esquivel.

Este jueves, el mandatario tenía previsto acudir a Ciudad de México, donde se reuniría con el jefe de los estados mexicanos en el marco de la cumbre de la Alianza del Pacífico. Pero AMLO suspendió la reunión, a la que también iba a asistir Lula. Y aunque justificó la cancelación por la imposibilidad de que asista Pedro Castillo -está investigado por organización criminal, tráfico de influencias y colusión y el Congreso peruano le ha impedido salir del país-, su decisión levantó sospechas en la distancia. En Casa Rosada aseguraron ayer que es “absurdo” interpretar que la reunión fue cancelada por ambiciones del BID. “Tienen una gran relación, nada ha cambiado”, dijo un alto funcionario de una oficina en Balcarce 50.

Te podría interesar: Cancillería ha rechazado despliegue de actividades oficiales de la Princesa Ana en las Islas Malvinas

La investidura de Lula será uno de los eventos más importantes del próximo año para toda la portada del oficialismo. Su victoria, aunque ajustada contra el bolsonarismo, fue fundamental en el espíritu de cristina kirchner y su compañia ganar momento De cara al próximo año, como lo demuestra el pleno de su espacio con la serie de festejos que se desarrollaron, en diferentes espacios, durante la primera semana de noviembre, posterior a las elecciones.

Enero no será la excepción. La Cámpora también tiene previsto enviar una delegación a la toma de posesión de Lula, como lo hizo el domingo votacióncuando varios dirigentes de la dirigencia del kirchnerismo, entre ellos el ministro de Gobernación, Eduardo “Wado” de Pedro, acudieron a San Pablo, irrumpieron en todos los actos políticos de los “rojos”, y lograron que el -entonces- El La candidata del Partido de los Trabajadores lucirá una gorra con la leyenda Cristina 2023, por segunda vez (la primera había sido durante una gira de campaña).

La figura de Lula, más allá de las intenciones del propio referente del PT, también se juega internamente en Argentina. Su toma de posesión será el primer puntapié, no solo para Alberto Fernández, de quien dice quiere pelear por la reelección, sino para todo el oficialismo en la antesala del proselitismo. Mientras los líderes del Frente de Todos inician su ardua negociación por las candidaturas, uno de los temas centrales para el próximo año girará en torno al apoyo interno a Lula. Aunque en el gobierno pronostican que en caso de PASO, lo más probable es que el presidente brasileño trate de mantener una posición equidistante.

Sigue leyendo:

El salario mínimo subirá un 20% hasta marzo y completará un 110% de subida en un año
‘Solo intentamos matar a Cristina’: CFK publica mensaje de Gabriel Carrizo la misma noche del atentado